Situación

Empresa con procesos comerciales complejos y largos tiene identificado que la pérdida de miembros del equipo comercial supone al mismo tiempo una pérdida importante del conocimiento de su cliente. Sus sistemas de reporting, hechos a medida y muy manuales, aunque útiles para evaluar la actividad comercial. No son suficientes para almacenar el histórico de cliente de forma práctica. Se plantea la posibilidad de implantar un CRM pero no hay consenso en el equipo directivo de cuál debería ser la herramienta utilizada.

Diagnóstico

El origen de la discusión se produce porque el director de informática busca compatibilidad con el ERP ya instalado, y el director comercial opina que la funcionalidad que ofrece el CRM del mismo fabricante no le sirve.

Solución

Realizamos un análisis del proceso comercial y de los objetivos que se perseguían con la implantación de esa nueva herramienta. Se comprobó que, efectivamente, había muy pocas referencias en el sector utilizando ese CRM. Además los implantadores eran grandes consultoras y muy caras. Se sugirió la implantación de otra solución más económica y cercana a los objetivos que se pretendían. Además se comprobó que los problemas de compatibilidad no eran tan complejos como se pensaba.