Situación

Nuestro cliente, una compañía industrial que explota patentes por todo el mundo, ha decidido poner en marcha un ambicioso plan de IT, actualizando su infraestructura actual. ya que plantea la escisión de la compañía en dos grandes unidades de negocio, separadas física y legalmente. El objetivo del proyecto es elaborar un proyecto de actualización tecnológica y migración al Cloud de todo lo que tenga sentido, dividiendo las infraestructuras en dos unidades virtuales diferentes preparadas para la escisión, y ejecutar junto con el equipo de IT de la compañía este plan, que afecta a los sistemas, las aplicaciones, la telefonía y las telecomunicaciones.

Diagnóstico

La infraestructura está en gran parte obsoleta, tras varios años de contención en inversiones, por lo que es necesaria una actuación urgente. La separación de la compañía en dos unidades, hace que el Cloud se considere como la solución más adecuada, ya que proporciona flexibilidad y optimización de recursos. Además, el personal de IT es mínimo, por lo que una solución de este tipo es lo mejor para la compañía.

Solución

Realizamos un análisis intensivo de la infraestructura de servidores, almacenamiento, red, aplicaciones, voz y telecomunicaciones, identificando dónde hay actuar urgentemente, qué es virtualizable y dónde habrá problemas (licenciamiento, tipo de aplicación, etc) para realizarlo. También se efectúa un inventario de los activos TI para identificar qué debe ir a cada unidad de negocio. Identificamos los criterios más importantes para tomar decisiones de ubicación de las aplicaciones (Cloud publica, privada, híbrida, on-premise) y recomendamos subir al Cloud todo lo que sea posible, presentando un informe con alternativas y costes de cada una de ellas, para la toma de decisiones. Se decide la opción Cloud.

El personal TI no tiene experiencia en entornos Cloud, por lo que nuestro soporte en la puesta en marcha será crítico.

Acompañamos al cliente en la migración a la nube de los sistemas realizando la mayor parte de los trabajos: la construcción de los ESXs, la virtualización de los servidores y aplicaciones (incluido email), el despliegue de políticas de seguridad, disaster recovery y la mejora de las telecomunicaciones de datos.